El término Fotodepilación define a la depilación que se realiza mediante la utilización de la Luz, nos referimos a las dos clases de tratamientos, el Láser y la Luz Pulsada(IPL), es decir , que fotodepilación son ambos métodos.
La depilación permanente o definitiva consiste en destruir los folículos pilosos (raíz del pelo) para que no produzcan vello. Para lograrlo, existen los equipos de fotodepilación  Láser y de Luz Pulsada.
El vello que recubre el cuerpo tiene color debido a la melanina. Cuando la luz incide sobre la melanina, la energía de la luz se transforma en calor viajando por el pelo hasta llegar al fondo del folículo(raíz), donde se encuentran las células que hacen crecer el vello destruyéndolas por acción térmica.
El número de sesiones dependerá del área a depilar, si es hombre o mujer y en general, de la reacción individual de cada persona al tratamiento. Lo importante es lograr que la sesión actúe sobre todos los pelos en fase Anágena visible (el pelo es visible desde el exterior).

DIFERENCIAS ENTRE FOTODEPILACIÓN LÁSER Y LUZ PULSADA

  • La fotodepilación Láser genera un tipo de radiación electromagnética, la luz láser. Aplica una luz de un solo color que es absorbida por la melanina. La emite en línea recta , en una única longitud de onda y dirección sin divergencia, lo que hace que el láser sea puntual y preciso.
  • La fotodepilación con Luz Pulsada se aplica mediante pulsos de luz de varios colores y posee distintas longitudes de onda e intensidad, lo que facilita tratar distintos tipos de vello.
La principal ventaja de la Luz Pulsada es que este sistema es efectivo en la mayoría de fototipos y condiciones, gracias a su longitud de onda variable. Su efectividad siempre será mayor en los pelos más oscuros

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso.. Más información Cerrar